New Look in Perception

La psicología clásica había creado un concepto de sujeto como algo eminentemente pasivo en la relación perceptiva; un sujeto que copia el complejo de estímulos que tiene frente a sí.

Al centrar su enfoque en los aspectos dinámicos de la percepción, la psicología de la Gestalt dotará de mayor actividad al sujeto ya que no copia fielmente al objeto sino que recrea perceptivamente el campo de fuerzas de aquel segmento de la realidad que tiene enfrente.

Aunque entre las psicologías mencionadas quien más dotó de actividad al sujeto es jean Piaget; al justificar que es necesario remontarse de la percepción hacia la inteligencia, y que para esta última la actividad es más que indispensable, dota al sujeto inteligente de una actividad mediante la cual no sólo constituye progresivamente al mundo sino que además se constituye a sí mismo.

Por otro lado, ninguna de ellas nos explica el modo en que el mundo influye sobre la percepción individual. Acaso todos los sujetos nacen con las mismas posibilidades y determinaciones perceptivas, o el mundo va influyendo para que ese sujeto tenga mayor sensibilidad a determinados fenómenos o temáticas sobre otras? Es sobre estos tópicos que una escuela psicológica surgida en Estados Unidos a mediados del siglo XX, conocida como New Look, van a desarrollar su trabajo. La pregunta originaria es: de qué modo es posible que dos individuos, ante un mismo objeto, perciban cosas diferentes? El New Look acentuará aún más el papel activo del sujeto en la percepción, y ello por el hecho de introducir una variable significativa: las influencias culturales.

Jerome Bruner y Leo Postman, junto a un equipo de psicólogos, constituyeron esta nueva escuela. En sus investigaciones sostuvieron que la percepción no es una función independiente del resto de funciones psicológicas sino que es un componente de una cadena compleja de procesos. Ellos utilizaron a la percepción como un medio o un camino viable para aproximarse al estudio de la personalidad: de allí que las variables intervinientes sean tanto cognitivas como no cognitivas.

Cómo es posible que distintos sujetos, ante los mismos objetos o fenómenos, tengan diferentes percepciones? Ellos van a sostener en primera instancia que la percepción tiene un sentido, o sea, un significado para el sujeto que percibe; por ello puede decirse que es un sujeto activo, pues produce su propio significado. El New Look cambiará el enfoque en el ver (psicología clásica), por el mirar, una actividad desplegada por el sujeto que colma de significados a la percepción visual.

Es por esto que sostienen que en primera instancia la percepción es selectiva, lo cual surge en respuesta a la multiplicidad de estímulos que nos rodean, y no podemos responder a todos; por lo tanto elegimos aquellos que tienen un significado especial para nosotros, o aquellos que se imponen por alguna característica distintiva o extraordinaria. También es selectiva porque sobre la percepción inciden factores propios de la personalidad del sujeto, para el cual no todos los estímulos tienen la misma importancia.

Si la personalidad se constituye en un proceso complejo, en el que intervienen factores disposicionales tanto biológicos como culturales, lo que fue denominado relaciones entre natura y nurtura, es necesario concluír que la sociedad influye directamente en la constitución de la personalidad que es una variable en relación directa con aquella. Ello llevará a Jerome Bruner a afirmar que toda percepción es una percepción social. Todo lo que el sujeto percibe del mundo circundante depende de la relación de él con ese medio, o como señala el propio Bruner, depende de la sintonía del sujeto con el medio ambiente.

Según el New Look, la percepción es un proceso, que puede dividirse en diferentes pasos o momentos. En 1951 formulan un primer esquema del proceso perceptivo, que consta de 3 pasos:

  1. Formulación de hipótesis: implica un organismo sintonizado con el medio, o sea, expectante de ciertos signos. Predisposición cognitiva: expectativas o creencias sobre ciertos acontecimientos que se desarrollan en el medio ambiente, tendencia a responder a ciertos estímulos y evitar otros. El sujeto responde seleccionando estímulos del medio.
  2. Entrada de información: los estímulos que provienen del medio externo ingresan al organismo.
  3. Verificación o rechazo de la hipótesis: se confirma si la información es congruente o no, en base a la hipótesis formulada previamente.

Para ahondar la cuestión sobre la hipótesis, digamos que si existe una selectividad en la percepción, que corresponde tanto a los estímulos como también a las expectativas con que se enfrenta el mundo estimulante, esa actividad selectiva está dirigida por una variable que no es otra que la hipótesis. El papel de la misma es el de “sintonía del organismo con el medio”, pues ella de algún modo anticipa la percepción del sujeto desde el horizonte de sus sistemas de valores e intereses personales. Antes de percibir hay variables personales que van a conducir el sujeto a buscar y confirmar con mayor fuerza ciertos estímulos más que otros. Cada uno respondería desde su sistema cognitivo porque son los signos que con más fuerza insisten en ellos; lo que hacen las hipótesis no es otra cosa que conectar al individuo con el medio, incidiendo sobre esa conexión su propia personalidad, y por ello anticipa lo que se va a percibir.

La importancia del papel que juega la hipótesis en el proceso perceptivo es lo que lleva a los psicólogos del New Look a elaborar una serie de teoremas o reglas sobre las fuerzas propias de las hipótesis:

  • Cuanto más fuerte es una hipótesis, tiene mayor posibilidad de surgir en una situación dada, es más fácil que guíe el proceso perceptivo, pues ese mismo valor hace que ella se imponga.
  • Cuanto más fuerza posee una hipótesis, se necesitará menor cantidad de información para confirmarla, mientras más importancia o fuerza posee, más fácilmente se confirmará, se impondrá.
  • Cuanto más fuerza posee una hipótesis, mayor será la cantidad de información necesaria para debilitarla o descartarla.

Los mismos resaltan la importancia que tiene la personalidad en el proceso perceptivo.

Años más tarde, el modelo perceptivo sufriría unas modificaciones, marcadas por el paradigma tecnológico potenciado por el avance de la informática.

  1. Categorización primitiva: definida como el aislamiento perceptivo del objeto o hecho a percibir.
  2. Búsqueda de índices: en este momento el organismo se halla abierto para recibir la máxima cantidad de estímulos posible.
  3. Prueba de confirmación: entendida como una segunda categorización, ya que es provisoria, y su fin es preparar el campo para una confirmación definitiva. A partir de este momento el organismo empieza a cerrarse.
  4. Conclusión de la confirmación: se produce el fin de la búsqueda de índices.

*Percepción y sociedad

La percepción se halla entrelazada a procesos sociales, por ejemplo, el arte fue influyente en teorías psicológicas, y viceversa; pero también las transformaciones sociales lo han hecho.

Donald Lowe propone un estudio de la interacción entre el pensamiento y la institucionalización social, donde la percepción sería el punto de conexión entre ambos. El muestra a la historia de la percepción como vínculo intermediario entre el contenido del pensamiento y la estructura de la sociedad, y habla de la percepción sobre 3 niveles ligados entre sí:

  • El perceptor (sujeto)
  • El acto de percibir
  • El contenido de lo percibido

Según Lowe, la percepción está directamente ligada con el pensamiento, y por ende, con el contenido del mismo, aunque dicho contenido se ve limitado por una serie de factores: Los medios de comunicación (que a la vez facilitan la percepción ya que ofrecen significaciones estructuradas), la jerarquía de los sentidos, y la influencia de la experiencia cognitiva. Todos estos factores se corresponden a una sociedad determinada. Hoy en día la comunicación es audiovisual, por ende hay 2 sentidos y no 1 solo, como era entonces, los que entran en juego. Esta modificación se debió al avance de la sociedad, desde un sector de la misma, que fue el que impulsó estos cambios. El enfoque marxista de Lowe a la hora de realizar sus postulados, nos afirma que esto fue así ya que la burguesía, que era la que tenía el poder, imponía su forma de hacer las cosas. Y así fue como influyeron en la percepción y en la posterior obtención del conocimiento.

EL COGNITIVISMO

La corriente cognitivista en psicología surge como un movimiento que pretende dar una respuesta a las inconsistencias y lagunas del conductismo, de esta forma, intenta superar el reduccionismo y el mecanicisimo del clásico esquema “estímulo-respuesta” incorporando los procesos internos que suceden en la mente de la persona los cuales, más que mediar entre los 2 componentes del esquema conductista, se convierten en motores de la experiencia psicológica humana.

Se pasa así al esquema de “input-output” y, en medio, toda una serie de mecanismo y proceso cognitivos que ya habían estado reivindicados por Wertheimer y los gestaltistas. Según comenta Jerome Bruner, se trataba de recuperar los aspectos subjetivos y significativos de la experiencia psicológica, de priorizar la agentividad o el rol activo de la persona y descubrir los principios que regían tal agentividad. La adaptación de la metáfora del ordenador y el modelo cibernético de procesamiento de la información ayudó a entender muchos de estos procesos, pero de nuevo se quedaron por el camino la persona, los aspectos afectivos y emocionales que se encuentran implicados en el comportamiento y los aspectos simbólicos y significativos de este comportamiento. El New Look in Perception, impulsado por él, entre otros, se dedicaba a estudiar, desde la perspectiva cognitivia, aspectos esenciales de los procesos perceptivos. Son 2 las aportaciones que desde esta perspectiva, pueden ser de interés: el concepto de hipótesis perceptiva, y los procesos de categorización perceptiva.

  • Hipótesis perceptiva: considera como acto previo a la propia actuación. Se refiere a expectativas o intenciones de las personas a percibir un estímulo de una determinada manera, con un propósito, y con un significado. Estas a su vez se hallan influenciadas por el consenso social y, por lo tanto, con los grupos de referencia.
  • Categorización perceptiva: Proceso básico en la relación de las personas con sus mundos perceptivos. Al percibir, la persona analiza los estímulos en función de las semejanzas y diferencias con otros estímulos presentes o no; construye categorías perceptivas o ubica el estímulo en categorías anteriormente elaboradas. El proceso tiene como función principal aportar un mecanismo de reducción de la complejidad que caracteriza a nuestro entorno. Es así como simplificamos nuestro mundo y lo hacemos más inteligible.

En la construcción de estas categorías se nota una clara incidencia de los procesos de socialización de la persona y el desarrollo cognitivo, influenciado por los factores biológicos y culturales, la experiencia acumulada, y las relaciones entre los diferentes modos de representación (enactivo, icónico, y simbólico)