Conductismo y marketing, parte 1:

Si damos por hecho el tema de que nuestras conductas responden a estímulos externos, y que surgen a nivel consciente…

Podríamos afirmar a la vez que el marketing influye en nuestra conducta de compra…de la misma forma en que nuestros padres influyen en nuestra conducta por la vida…Y de la misma forma en que nuestros jefes y superiores influyen en nuestras conductas laborales, recibiendo premios, castigos, y demás…

La vida entera podría tratarse entonces, de un intercambio de estímulos y respuestas, y a medida que pasa el tiempo, nuestra posición irá variando en torno a nuestras respuestas a dichos estímulos…

Si vamos al caso, la teoría afirma que nuestra percepción, difiere de la del resto del mundo, sea ya por nuestros caracteres heredados, por nuestra experiencia pasada, por nuestras necesidades, y por nuestras motivaciones…OK

Entonces, esto confirma porque nadie es igual…y cada uno tiene una vida muy diferente del otro, incluso habiéndose expuesto a los mismos estímulos…

El marketing aliado con la psicología, dedicó años a investigar estos perfiles, los cuales, mediante patrones, se pudieron generalizar…SI…ESTO POR MÁS LOCO QUE SUENE…SUPONE QUE EXISTE UN ORDENAMIENTO UNIVERSAL, EN EL CUAL 2 PERSONAS DE LUGARES DISTINTOS RESPONDAN A EXACTAMENTE LOS MISMOS INTERESES…es como si nuestro camino hubiese sido producto de un sorteo, y cada bolilla puede volver a salir infinitas veces…

Partiendo desde este punto, para un grupo determinado de personas, un determinado estímulo producirá una determinada respuesta

Que en nuestro caso, esa respuesta debe ser una acción de compra…

Aunque, a veces muchos fallan en su objetivo, y si bien obtienen un gran conocimiento de marca, sus productos no son comprados…aunque eso a veces no es tan malo como lo quise hacer parecer…TODO EL MUNDO SABE QUE ES UN MERCEDES-BENZ…pero todo el mundo no puede comprarlo…esa inaccesibilidad…sumada al reconocimiento PÚBLICO que tiene…lo hace un objeto de total y justificado deseo.

Volviendo al tema…yo desde mi humilde lugar…puedo proveer a un grupo de personas de un estímulo que va a provocar una respuesta…

INDEPENDIENTEMENTE de si realmente querían comprarlo o no

Los adolescentes, son un público con una particularidad, muchos están en busca de una identidad.

PERFECTO! Diría un gerente, acá me hago una mina de oro

EFECTIVAMENTE, eso pasó hace unos años con los floggers…

A alguien se le ocurrió que ese grupo de personas debían usar una vestimenta tal, un peinado tal, y escuchar y bailar una música tal

Se imaginan cuál fue el resultado…y si

Si a eso le sumamos que también se les ocurrió tomar a uno de ese inmenso grupo, y erigirlo como líder…se logró que aquellos que aún no habían recibido con totalidad esa moda…lo hicieran

Porque esa chica se convirtió en líder de opinión, se convirtió en portavoz de ese estilo de vida

Se suponía que su andar era un ejemplo para los nuevos adeptos…

Y los nuevos adeptos debían tener dinero en su billetera, digo, en la de sus padres, para verse como debían verse, y lograr la aceptación

QUE ESTÍMULO MÁS PODEROSO PARA UN ADOLESCENTE, que lograr la aceptación, que sentirse identificado con un movimiento popular, de gran tamaño…

Por supuesto, la respuesta fue enorme…

Lamentablemente, o no

Aquellos quienes se encargaron de hacer caja mientras estos chicos satisfacían sus necesidades de autorrealización y sociales, se olvidaron la regla de oro, la que dice que una moda se puede transformar en tendencia, si la demanda no se satisface totalmente, y dosificando la misma…

Y podrían haber ganado más dinero, y a la vez, habrían extendido la duración de ese grupo de pertenencia, que más allá de todo, permitió a muchos jóvenes salir de sus casas, y socializar, e intercambiar ideas, por más banales que fueran…

También eran estímulos menores, por ejemplo, las canciones con las cuales bailaban, las conociesen o no, sabían que su reacción era esa…ESAS SON CONDUCTAS APRENDIDAS SIN LUGAR A DUDA…

Este tema será sujeto de mucho más análisis…

Por ahora, puse un primer ejemplo…pero siendo parte de todo…hay tanto análisis que no alcanza con una pequeña sesión de 15 minutos para cubrir una cuestión tan polémica, por el hecho de ir en contra de una premisa conocidísima como lo es el Libre Albedrío…